Etiquetas

, , , , , ,

Consejo 20 Diálogos poco naturales

¿No has notado alguna vez, en las películas, que los personajes nos cuentan detalles de la trama de manera forzada? Es decir, que hacen aclaraciones que no resultan naturales en la situación. Un ejemplo muy burdo de esto lo tenemos en el siguiente diálogo:

—Dime, Mike, ¿cómo viviste el primer ataque zombi?

—Fue horrible, toda esa gente, amigos, familiares…; en sus ojos hambrientos ya no había humanidad…, y el primer ataque ocurrió en Riverside, que como sabes es un pueblo costero con una intensa actividad pesquera y cuyo alcalde siempre ha estado a favor de potenciar la energía nuclear… Horrible, fue horrible.

Normalmente, tanto en el cine como en literatura no nos encontramos con cosas tan descaradas, pero con mucha frecuencia hay largas parrafadas de los personajes que no parecen venir a cuento, o datos que nos meten disimuladamente para que nosotros, los lectores/espectadores, adquiramos esa información sin necesidad de un flashback u otro recurso que interrumpa la acción.

No es que introducir información importante en los diálogos esté mal, pero este tipo de cosas alteran la naturalidad de los diálogos, y cuando la información es muy descarada hace que el lector se salga un poco de la historia al detectar el “truco”.

Hay veces en que podemos necesitar esta “trampa” procurando que no se note demasiado, pero si se puede encontrar otra alternativa, desde luego la recomiendo antes que obligar a un personaje a citar párrafos de la Wikipedia o a explicar el árbol genealógico de su familia a otro personaje.

Anuncios