Tenue

Portada de la novela Tenue de Javier Vivancos

            Miles.

 

            Miles de jóvenes desaparecidos cada maldito año. Cadáveres. Lágrimas. Rabia.

 

            Pero ¿dónde van los cuerpos que nunca son hallados?

 

            El suyo se encuentra frente a los muros agrietados de la Academia. Las aves se ciernen sobre las torres y planean emitiendo el mismo sonido áspero y trágico: tcha-tcha-tcha…

 

            En las profundidades del bosque sumergido bajo la niebla, algo se estremece al escuchar la llamada. Un rumor siniestro recorre en respuesta cada rama y se propaga, alimentado por la savia ponzoñosa. El lindero tiembla y su contorno se desdibuja cuando las primeras sombras lo atraviesan con su latigazo de oscuridad.

 

            En lo alto, no brilla el sol. Nunca lo ha hecho.

 

             A los pies del edificio, la chica aguarda a que el portón termine de abrirse y el fulgor verde cubra por completo su tenue silueta.

 

            Las clases están a punto de comenzar…

***

SI QUIERES ADQUIRIR ESTE LIBRO O CUALQUIERA DE MIS TRABAJOS, VE A LA SECCIÓN DE COMPRAR